CASCO TK T5

La primera prueba de material de pontelasguardas fue el casco TK T1. Con este post, vuelvo a probar un casco de la popular marca alemana, el TK T5, dirigido principalmente a porteros de iniciación.

Antes de analizar profundamente este casco, os tengo que avisar que este modelo ya no se encuentra con este nombre en los distribuidores habituales de TK. Pero, aunque la marca germana cambió la nomenclatura, sigue siendo el mismo casco. Por tanto, ahora lo podrás encontrar con el complejo nombre de  TK Total Three PHX 3.5 (enlace a la web de tk)

Especificaciones técnicas

Talla: XS

Peso: 582gc

Medidas:

#gallery-8 { margin: auto; } #gallery-8 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 50%; } #gallery-8 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-8 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */

Análisis

Estamos ante un casco dirigido a categorías inferiores. En mi opinión, para menores de 12 años. Para mayores de esa edad quizá sea un casco poco apropiado por diferentes aspectos que analizaré a continuación.

Tk no dedica especial atención a sus protecciones para niños, salvo en algunos modelos de guardas y pies. Y lo digo porque el nivel de innovación, análisis y diseño que vemos en sus protecciones para adultos, no se reflejan en productos como los que hoy nos ocupan. El caso TK t5 es exactamente igual (diseño, materiales, acabados, etc.) que el BRABO Kid Helmet Cat Eye (imagen). Lo que nos hace pensar en que la fabricación de este producto no está en manos de la marca alemana, sino que una fábrica (probablemente asiática) produce para ambas marcas. Detalle que nos hace rebajar mucho su puntuación. ¿O los niños no merecen la misma atención que los mayores en cuanto  la protecciones que utilizan? Evidentemente no, porque el margen de beneficio económico es mucho menor. Ya hice referencia a esta «coincidencia» en un post anterior (https://www.pontelasguardas.com/engano-cascos-infantiles/) #gallery-9 { margin: auto; } #gallery-9 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 33%; } #gallery-9 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-9 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */

Si nos olvidamos de este importante aspecto, podemos decir que el T5 es atractivo en su diseño y acabado y es de valorar que se presente en dos colores distintos, detalle que no vemos en otras marcas con cascos para menores.

Remaches de casco y rejilla metálicos y enganches y tiradores de las correas, plásticos. Estos últimos aligeran el peso del casco.

Protecciones interiores de foam, con especial atención (protección) en la zona alrededor de la cara y nuca, aunque con poca protección en la zona superior de la cabeza. Posiblemente la zona que recibe menos impactos en estas categorías. En la zona de la barbilla está separada del casco (detalle foto), no está pegada, lo que demuestra un mal acabado del producto. Me cuesta pensar que esto pase el control de calidad de TK.

Material externo suficientemente duro y seguro para niños.

Agujeros de ventilación suficientes y adecuadamente colocados. 4  series de 3 agujeros de ventilación (2 laterales y 2 superiores).

Todas las correas de enganche son elásticas y forman una doble X en la parte posterior. Su diseño y colocación es muy buena, ya que permiten una variabilidad de la tensión muy grande y una importante facilidad para regular, al tener 5 enganches diferentes. También hace que el casco sea fácil de poner y de quitar. Falta una correa inferior por debajo de la barbilla para evitar que el casco se salga ante un impacto fuerte. Es cierto que en estas categorías no suele haber ese tipo de golpes pero la seguridad es especialmente importante con niños, ya que un «mal» golpe puede llevar a nuestro portero a dejar el hockey. #gallery-10 { margin: auto; } #gallery-10 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 25%; } #gallery-10 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-10 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */

La zona frontal de la barbilla (por debajo de la rejilla) es más grande de lo habitual en los cascos de portero de niños y lleva incorporadas rejillas de ventilación, que no se ven en cascos de adulto. Facilita que el portero no necesite protección para el cuello /garganta. Aunque no está de más que se acostumbren a llevarla desde pequeños. Está aplicación de la protección puede resultar incomodo al mirar hacia abajo ya que puede chocar con el pecho.

La rejilla no es un modelo «ojos de gato» a pesar del nombre que le da BRABO a su casco, ya que la zona de visión es muy pequeña. No entiendo por qué la rejilla es de un modelo diferente a los cascos de adulto, que llevan una apertura un poco más grande en la zona de los ojos. Creo que esta rejilla puede llegar a ser molesta. Es la misma rejilla que en el modelo de BRABO aunque en TK está anclada un poco más abajo.

Como último detalle, ninguno de los dos cascos probados (verde y naranja) tenían ninguna indicación del lugar donde están fabricados.

Puntuación (1 a 5)DURABILIDAD4COMODIDAD3PROTECCIÓN4VISIBILIDAD2DISEÑO4TOTAL3´4

Destacado

  1. variedad de colores

  2. ventilación

  3. protección en barbilla

  1. ausencia de correa por debajo de la barbilla

  2. acabados

  3. diseño y fabricación desconocida

#BRABO #TK35 #casco #helmet #totalthree #T5 #TK

PONTELASGUARDAS®

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

PATROCINIOS

© PONTELASGUARDAS. All rights reserved.