SHOOTOUTS EN TOKYO 2020

En los recientes Juegos Olímpicos celebrados en la capital nipona, hemos podido disfrutar de 3 tandas de shootouts, 2 en competición masculina y 1 en competición femenina. No son muchas teniendo en cuenta que se han disputado 16 partidos eliminatorios. Eso sí, una de ellas se jugó para decidir la medalla de oro en categoría masculina.

Vamos a analizar cada una de ellas.


CUARTOS DE FINAL FEMENINO: GRAN BRETAÑA vs ESPAÑA



El partido terminó con empate a 2 y en la tanda se enfrentaban dos porteras de talla mundial, con amplia experiencia en estas situaciones: Maddie Hinch (GBR) y Mari Ruiz (ESP)

MADDIE HINCH: gran especialista en esta situación del juego, las tandas de SO del Europeo 2015 y Juego Olímpicos de 2016 han hecho de esta portera la gran bestia de las jugadoras; como es habitual en ella, realiza salidas de diferentes tipos, en algunos casos pasando del punto de strocke y en ocasiones, saliendo desde un lado de la portería en lugar de desde el centro, buscando provocar cierta incertidumbre en el plan de acción de la jugadora; sorprendentemente, la portera inglesa no presiona a la jugadora en ninguno de los 5 SO que disputa (el 4º se repitió al solicitar España video umpire), se limita a mantener la distancia de 1-1,5 metros respeto a la atacante, y esperar al momento del disparo; es cierto que en alguno de los intentos, muestra a las atacantes su stick de derecho, pero al no estar cerca de la jugadora esta “amenaza" no tiene efecto, como demuestra que todas las jugadoras españolas terminan tirando a portería de revés; Maddie hace valer su punto fuerte, la agilidad y la velocidad de movimientos, para centrarse más en los desplazamientos laterales que le permiten estar bien situada cuando se produce el disparo, en lugar de tomar riesgos intentando robar la bola con el stick o canalizando a la atacante hacia su lado más fuerte. Resultado: para los 5 intentos, en una tanda perfecta para la británica, pero en todos los casos parando el lanzamiento, en ningún caso robando bola o ganando los 8”. Es muy destacable la capacidad de gestionar la activación de la británica, cuando ya está celebrando la victoria y el pase a semifinales y le indican que debe repetir el 4º shootout...que vuelve a parar.

MARI RUIZ: la portera española juega sus cartas, realizando una buena tanda (para 1 de los 3 intentos que tiene) pero quedando eclipsada por el rendimiento mostrado por su rival; Mari se muestra muy agresiva, acercándose a la jugadora en todos los intentos y usando su stick de manera amenazante, intentando tocar la bola en cuanto tiene acceso a ella, incluso cogiendo el palo de revés; en los dos primeros el stick es la primera opción y en el tercero, también lo intenta pero es un shoutout de ejecución rápida, lo que le impide aplicar el plan establecido; esta forma de afrontar los ataques, obligan a que Mari salga mucho de portería, se desplace poco hacia atrás y se mantenga cerca de la atacante, tomando contacto con ella en alguna ocasión, lo que la penaliza a la hora de desplazarse lateralmente o de lanzarse al lanzamiento final. Resultado: roba la bola en el 1º, para el 2º pero le meten el rechace, y en el 3º se va al suelo demasiado pronto.


CUARTOS DE FINAL MASCULINO: AUSTRALIA vs HOLANDA



Dos de los principales equipos de la competición se la jugaban en la primera ronda de partidos eliminatorios. Tras empatar a 2 en el tiempo reglamentario, se enfrentaron los experimentados Pirmin Blaak (HOL) y Andrew Charter (AUS)

ANDREW CHARTER: consigue anular los 3 shootouts de Holanda, para 1, otro sale fuera y en el 3º toca la bola para que le de en el pie al atacante; juega con una defensa fuerte, cerca del jugador, acosando cuando el atacante se coloca de espaldas, en el límite del reglamento, como se puede ver en el tercer ataque; siempre inicia con el stick en agarre plano (cara plana hacia arriba) y su prioridad es atacar la bola con el stick para desestabilizar el control de bola del contrario, lo que consigue en dos ocasiones (1º y 3º); entre las cualidades del portero australiano no se encuentran los desplazamientos laterales ni la rapidez y agilidad para levantarse tras irse al suelo, por lo que adopta la táctica de “molestar” el ataque en lugar de esperar el momento del lanzamiento para ocupar espacio, ya que lo amagos le dan muchos problemas.

PIRMIN BLAAK: no consigue anular ninguno de los tres lanzamientos en los que participa, recibe gol en el 1º y 3º y en el 2º consigue pararla pero el rechace favorece mucho al atacante que puede conseguir el gol fácilmente; portero con mejor capacidad de desplazamiento lateral y de reponerse ante amagos (levantarse para 2ª opciones), aplica una táctica más conservadora, esperando al contrario, saliendo hasta punto de stroke para luego moverse hacia atrás, con el stick en el suelo y agarre básico; confía en su agilidad para poder cerrar huecos y consumir tiempo, pero ante jugadores que no dieron la espalda (1º y 3º) deja demasiado tiempo y espacio para que puedan decidir, al desplazarse demasiado hacia su portería, lo que abre el ángulo para al tirador y le ofrece más superficie de portería para poder meter el gol; en el 2º, el atacante sí le da la espalda, y es en esa situación en la que está más cómodo, haciendo una gran parada, y aunque su agilidad le permite levantarse rápido para el rechace, la situación es muy favorable para el australiano.


FINAL MASCULINA: AUSTRALIA vs BÉLGICA



La gran final masculina terminó en tablas entre las dos mejores selecciones del mundo, lo que obligó a Andrew Charter a enfrentarse a su 2ª tanda de shootouts en Tokyo frente al que, probablemente, siga siendo el mejor portero del mundo, Vincent Vanasch.

ANDREW CHARTER: interviene en 4 SO, consigue parar 1, aunque realmente no es una parada, ya que el jugador pierde el control de la bola cuando va a tirar y Charter despeja con el pie, los otros 3 son gol, el 3º de penalty strocke; el portero australiano cambia de táctica en los 3 primeros lanzamientos respecto a lo que había mostrado en cuartos de final y ,en mi humilde opinión, es un error; mientras que en la anterior tanda de SO mostró agresividad, metiendo el stick para tocar la bola a la primera ocasión, en este, los 3 primeros intentos mantiene el agarre plano del stick pero espera la acción del jugador belga, llega al punto de strocke y retrocede, esperando la acción final de lanzamiento para ir a tapar hueco; teniendo en cuenta las características de este portero, no es una buena decisión ya que los jugadores belgas optan por moverlo lateralmente, situación en la que Charter tiene problemas; solamente soluciona el 3º intento porque el belga pierde la bola cuando va a lanzar; en el 4º lanzamiento opta por cambiar el plan y vuelve a lo que había mostrado contra Holanda, ataca de modo agresivo la bola, aunque demasiado...el árbitro señala strocke.

VINCENT VANASCH: recibe 5 SO (el 4º se repitió) y evita el gol en 3 de ellos; partiendo de las cualidades principales de este portero (agilidad, velocidad de ejecución, velocidad de desplazamiento lateral, experiencia, manejo del stick), pone en práctica el plan perfecto para una tanda de SO y muestra un repertorio técnico y táctico y un control mental de la situación que difícilmente puede igualar ningún portero mundial ahora mismo; tiene claro qué hacer: presionar al jugador pero sin acercarse en exceso, para lo que sale muy rápido hasta strocke o un poco por delante para moverse hacia atrás cuando el jugador se le acerca (para que no le den la espalda) pero muy poco, para no permitir al jugador levantar la visión de la bola y ganar ángulo de tiro acercándose a la portería; su prioridad siempre es atacar con el stick (SIEMPRE DE DERECHO) en cuanto el atacante separa la bola del suyo y así consigue despejar 3 bolas y en los dos que le meten gol, también intenta la acción con el palo; su posición flexionada, con el centro de gravedad bajo y su facilidad para moverse lateralmente, le permiten mantenerse en buena posición en los dos intentos en los que no tiene opción de tocar con el stick, a pesar de que los australianos le mueven muy bien lateralmente y consiguien el gol; creo que el análisis más importante es que cuando el atacante va de frente, Vanasch ganaba, cuando el atacante da la espalda, era gol; así es en los 4 primeros, y el 5º (repetición del 4º) el australiano da la espalda en un principio para luego ponerse de lado de derecho, colocado para acción de tiro, lo que Vanasch aprovecha para robarle la bola, como no podía ser de otra manera, con el stick. Muy destacable, al igual que ocurrió con Maddie Hinch en su tanda de SO pero en este caso con una final en juego, Vanasch tuvo que repetir un lanzamiento cuando ya estaba celebrando la medalla de oro con sus compañeros; no alcanzo a imaginar cómo puede controlar tu nivel de activación, tras saber que ha ganado el oro, volver a enfrentarse a otro lanzamiento y salir con éxito de nuevo.


Foto de encabezado: FIH (Federación Internacional de Hockey)